Tips Esenciales para Parrilleros

Tips Esenciales para Parrilleros

Si estás planeando hacer una parrillada en casa próximamente, considera las siguientes recomendaciones de los expertos para lograr resultados deliciosos en tus platillos. 

Consejos previos al hacer tu parrillada

Revisa en el empaque de tu carne si puedes cocinarla directo del congelador. Si no es así, antes de cocinarla descongela la carne con una taza de agua fría.  

Únicamente sazona los cortes gruesos antes de cocinarlos. Los cortes que son delgados, al tener poca grasa intramuscular, se salan si no se han sellado previamente. 

Te recomendamos elegir granos de sal gruesos, ya que estos se incorporan lentamente en la carne y evitan que pierda jugosidad. 

Prepara el asador minutos antes de colocar tu comida. Asegúrate que las brasas estén listas. Si tienes dudas de cómo hacerlo, sigue estos tips para colocar el carbón correctamente.

Si quedaron restos de comida de tu asado anterior limpia bien tu asador.  De no ser así, tus cortes podrán tener un sabor amargo o se pueden contaminar. 

Organiza todo lo que necesitas desde el inicio: Asador, trapo para las manos, un par de pinzas, guantes, una pinza para mover el carbón, cuchillos afilados, sazonadores, tabla para cortar, sal, pimienta y una mesa para apoyarte. 

Tips para que todo parrillero debe seguir

Una vez que tengas todo listo para comenzar tu asado, recuerda seguir estos pasos para lograr un resultado exquisito. 

1. Evita voltear constantemente la carne o revisar si se está cocinando. Esto impedirá que se termine de cocinar de forma correcta y el interior puede quedar crudo.

2. Coloca las carnes solo cuando las brasas estén listas, de lo contrario tu corte se pegará en la parrilla y no quedará bien cocido. 

3. Recuerda que la temperatura de las brasas tampoco debe ser muy alta, ya que puedes quemar tus cortes por fuera y dejarlos crudos por dentro.

4. La temperatura de cocción que apliques a tus cortes debe de ir de más a menos para que se cocinen de forma adecuada. 

5. Cuando estés asando cortes magros, sin grasa intramuscular, sella con un golpe de calor alrededor de 5 minutos por cada lado. No lo hagas por más tiempo porque la carne se puede secar, perder su jugosidad y suavidad. 

6. Recuerda que tus cortes son el corazón de tus parrilladas, por eso siempre elige carne de la mejor calidad. En meatme® podrás encontrar cortes de res de calidad Inspected, Choice y Prime, certificadas por la USDA. Aprende aquí a elegir tus cortes como un experto.  

7. Si eliges comprar para tu parrillada carnes con poca grasa intramuscular o marmoleo, puedes marinar tu carne previamente para quede jugosa. Encuentra aquí consejos para marinar tu carne.

8. Si tienes dudas sobre el punto de cocción, revisa esta guía rápida para verificar el tipo de cocción que necesita tu carne. Recuerda que si se coció de más no hay vuelta atrás.

9. Ten paciencia y mantén un orden al cocinar tus cortes para que se cocinen de forma uniforme. Colócalos poco a poco, primero los embutidos como los chorizos, después los cortes delgados como bistecs o carne molida para hamburguesas y por último los cortes más gruesos como Ribeye o T-Bone. 

10. Recuerda que es importante protegerte del calor al asar a la parrilla, por ello siempre utiliza guantes para mover la parrilla, utiliza una pinza especial para mover las brasas y mantente hidratado en todo momento, pues al estar cocinando cerca del fuego podrás deshidratarte. 

11. Al retirar la carne de la parrilla deja que repose durante un par de minutos para que los jugos se asienten y se concentren en el centro del corte. De esta forma obtienes carne más jugosa y suave. 

12. Acompaña con tu guarnición o salsa favorita. Encuentra aquí recetas para acompañar tus cortes. 

13. Al terminar de asar a la parrilla deja que se enfríe el asador y limpia la rejilla para evitar bacterias y eliminar todos los restos de comida. Encuentra aquí los pasos para limpiar tu parrilla. 

Cómo asar mariscos a la parrilla 

Otra opción para cocinar al grill son los mariscos. Recuerda que en meatme® podrás encontrar una gran variedad para tus parrilladas o mariscadas. Descubre toda nuestra variedad de pescados y mariscos aquí.

Consejos al asar mariscos

Si eliges este tipo de proteína, sigue estas recomendaciones:

– Los pescados y mariscos, a diferencia de los cortes gruesos de carne roja, se cocinan muy rápido, por lo que puedes prepararlos al final de tu parrillada, ya que requieren menos tiempo de cocción. 

– Para voltearlos usa una espátula ancha para evitar romperlos. 

– Para intensificar su sabor puedes marinar tus mariscos por unos pocos minutos. Recuerda desechar el marinado que se haya utilizado en mariscos crudos, para evitar la propagación de bacterias. 

– Si lo prefieres puedes únicamente añadirles un poco de mantequilla, aceite de oliva o jugo de limón y sazonarlo con sal. 

– Verifica cuando los mariscos hayan cambiado de color, como los camarones crudos, para saber que ya están listos. También puedes utilizar un termómetro de cocina para monitorear que ya estén cocidos. 

– La limpieza es una parte fundamental a la hora de cocinar mariscos, por lo que siempre coloca por separado todos los instrumentos que hayas utilizado para marinarlos y asarlos a la parrilla. 

Asar acompañamientos a la parrilla 

Otra alternativa a la carne o, que puedes utilizar como guarnición, son las verduras.  Estos alimentos son ideales para complementar tus recetas con algo nutritivo y delicioso. Lo mejor de todo es que puedes preparar todo tipo de verduras en el asador y el resultado siempre será grandioso. 

Tips para asar verduras a la parrilla 

1. Antes de colocarlas en el asador barniza las verduras con un poco de mantequilla o aceite de oliva. 

2. La limpieza es un paso muy importante, por ello asegúrate que la parrilla esté bien limpia y libre de residuos de parrilladas anteriores. De esta forma evitarás que se peguen los vegetales en el asador. 

3. Al igual que cuando asamos carne a la parrilla, antes de colocar las verduras verifica que está bien caliente el asador, de lo contrario no tendremos los resultados esperados. 

4. Coloca las verduras enteras o en pedazos grandes para que no caigan al fuego al colocarlas. Otra alternativa es colocarlas dentro de una banderilla para hacer brochetas. 

5. Añade a tus verduras un poco de sal de mar para lograr un resultado crujiente.

6. Para resaltar sabores puedes utilizar un poco de pimienta o sazonadores meatme®. 

7. Si haces cortes en tus verduras asegúrate de que todas tengan cortes similares para que se cocinen de manera uniforme. 

¡Listo!, ahora estás listo para lucirte detrás del asador y comenzar a practicar el asado de tus cortes e ingredientes favoritos. Encuentra en nuestro blog recetas para asar a la parrilla res, cerdo, pollo, pescado y mariscos y lúcete como todo un parrillero profesional.