Descubre todo sobre la carne de lechón

Descubre todo sobre la carne de lechón

El lechón es la cría del cerdo durante su lactancia y también es conocido como cochinillo. Este animal se sacrifica cuando no tiene más de 2 años de edad y pesa alrededor de 6 kg. Como es un animal muy joven y su dieta consistió únicamente en leche, la carne de lechón tiene una textura suave y muy jugosa. 

Beneficios de la carne de lechón 

A diferencia de la creencia popular, la carne de cerdo tiene múltiples beneficios nutricionales. En primer lugar, como todo producto proveniente de un animal, contiene un alto porcentaje de proteínas que son recomendables en épocas de crecimiento y desarrollo muscular.

Gracias a su dieta, el lechón está lleno de vitaminas y minerales, necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso e inmunológico. Además, ayudará a mantenernos activos, facilita el correcto funcionamiento de los músculos y los órganos. 

Por otro lado, a pesar de que lo que se piense, la cantidad de grasa es moderada, pero todo esto dependerá de la pieza del puerco que consumas. Una de las piezas del cerdo que más nutrientes contiene y es más baja en grasas es el lomo, sin embargo es importante tener un consumo moderado en este tipo de alimento. 

Recetas con carne de cochinillo 

Prepara este delicioso producto en tu cocina siguiendo alguna de las siguientes recetas:

Lechón al horno 

Este platillo es perfecto para cuando recibas invitados y quieras deleitarlos con algo exquisito. Sigue el paso a paso: 

Ingredientes

1 lechón 

1/2 kilo de manteca de cerdo 

3 tazas de jugo de naranja 

3 cucharadas de sal de mar meatme® 

10 dientes de ajo

1 bolsa de cebolla picada meatme® 

1/4 de taza de laurel

1/4 de taza de tomillo

1/4 de taza de romero

1/4 de taza de aceite de oliva

2 piezas de naranja cortada en rodajas

1/4 de taza de miel de abeja

Preparación

Precalienta el horno a 150° C. Mientras se calienta el horno haz algunos hoyos entre la piel del lechón y la carne. Barniza todo el lechón con la manteca de cerdo. Cubre las patas y orejas con papel aluminio para que no se quemen en el horno.

Después coloca el lechón en una charola y añade el jugo de naranja y sal de mar al gusto. En los hoyos que hiciste en el lechón añade el ajo, cebolla, laurel, romero, tobillo y aceite de oliva. 

Coloca por último las rodajas de naranja y mete al horno. Hornea por una hora y media, sácalo del horno y añade más sal, aceite de oliva y miel.

Vuelve a hornear por media hora más a 200ºC o hasta que la piel se vea dorada y crujiente. Retira del horno y para emplatar añade vegetales, y rodajas de naranja. 

Lechón a la parrilla 

Otra alternativa para los parrilleros es asar el lechón. Este platillo es para paladares que disfrutan de sabores intensos. Sigue los siguientes pasos: 

1 pieza de lechón limpio, de 4 a 6 kilos

550 gramos de manteca de cerdo

Sal de mar meatme® 

10 litros de agua

3 cucharadas de orégano 

2 cucharadas de tomillo finamente picado

Preparación

Coloca una capa de briquetas de carbón sin encender en el asador y encima carbón ya encendido. Si quieres aprender a prenderlo rápidamente sigue esta guía. Después coloca una charola de agua para generar humedad.

Barniza el lechón con la manteca de cerdo, agrega encima el orégano, la sal y el tomillo. Una vez que comiencen a quemarse las briquetas añade el lechón sobre el asado a fuego bajo e indirecto, con las costillas hacia arriba.

Hasta que veas que las costillas del lechón comienzan a tener jugos voltea y coloca las costillas hacia abajo. Continúa asando y verifica con un termómetro que el lechón alcance una temperatura interna de 90ºC. Recuerda hacer orificios en el lomo, muslo y piernas para evitar que reviente la carne.

Retira del asador y deja reposar durante 20 minutos que no se pierdan sus jugos. Sirve caliente y corta el lechón en rebanadas delgadas. Acompaña con tortillas y tu salsa meatme® favorita. ¡Qué lo disfrutes!