Tips de cómo hacer un buen asado

Tips de cómo hacer un buen asado

¿Los fines de semana de carne asada son imperdibles para ti?, ¿Estás constantemente buscando recetas para preparar cortes jugosos y deliciosos?, ¿Quieres mejorar tus técnicas de parrillero? Si contestaste que sí a alguna de estas preguntas, entonces este artículo es para ti. 

Hoy recopilamos las mejores recomendaciones que debes seguir cuando quieres preparar una carne asada espectacular. Sigue leyendo y ponlas en práctica. 

Cómo hacer un buen asado 

Descongela la carne 

Suena básico, pero es esencial a la hora de hacer un corte de res a la parrilla. Si la carne sigue estando demasiado congelada o fría podría tomar mucho más tiempo cocinarla. En el peor de los casos la carne se podría quemar por fuera y quedaría cruda por dentro.

Para evitar esto y lograr resultados uniformes, retira la carne del congelador 24 horas antes y deja que se descongele en la parte baja del refrigerador. Si tienes poco tiempo, coloca el empaque en agua a temperatura ambiente y cámbiala cada 30 minutos.  

Sazona y marina tus cortes antes del asado

Un buen marinado y sazón puede hacer toda la diferencia en tus cortes.  Para cortes gruesos, con gran marmoleo, como el Ribeye, Tomahawk o New York, te recomendamos que unas horas antes lo espolvorees con un poco de sal de mar, pimienta y hierbas de olor de tu elección. Estos ingredientes harán que se forme una corteza en la carne y podrás obtener resultados más crujientes. Además, la sal ayudará a retener el agua del corte, lo que hará que tu carne quede mucho más jugosa. 

Para cortes más magros y menos gruesos te recomendamos marinarlos previamente al asado. Esta técnica permitirá que la carne mejore su textura, aroma y sabor. Te recomendamos hacerlo con cortes como arracheras, bistecs, lomo o carne de pollo. Encuentra aquí algunos tips y recetas para marinar tu carne 

Evita añadir salsas demasiado pronto 

Si estás cocinando un corte que lleva un marinado o salsa especial con azúcar evita añadirlo antes de cocinarlo, ya que esto solo hará que se queme la carne. Hazlo durante los últimos minutos del asado para que logres una capa crujiente. 

Limpia de forma correcta la parrilla 

Dejar la comida con restos de comida después de un asado puede ser un gran error. Esto ocasionará que la carne que cocines ahí quede con un mal sabor y no tendrás los resultados deseados. Si quieres saber cómo limpiarla, sigue estos 6 pasos para limpiar tu parrilla.

Recuerda que antes de usarla también deberás limpiar la rejilla de manera uniforme con un cepillo o toalla de papel para que esté lista para usarse de nuevo. 

Dale a tu parrilla suficiente tiempo para calentar 

Uno de los principales errores que cometen los parrilleros principiantes es no dejar que el carbón termine de encender y quede bien caliente la parrilla. Para asegurarte de que tus brasas ya estén listas, revisa que el color de la flama sea un color naranja brillante. 

También puedes colocar tu mano 5 centímetros por encima de la parte más caliente de las brasas, si puedes mantenerla ahí durante dos segundos estará lista para usar. ¿Quieres saber cómo prender tu parrilla como experto? Entra aquí para aprender a prenderla en poco tiempo. 

Elige el método de cocción adecuado para tu carne

Recuerda que existe la cocción directa y cocción indirecta y esta dependerá del tipo de carne que vas a cocinar, grosor y término esperado. Por ejemplo, en cortes gruesos como la picaña puedes sellar la carne a fuego directo y después terminar su cocción a fuego indirecto para un resultado uniforme y jugoso. 

Por el contrario, en cortes más delgados, puedes usar la técnica de cocción directa, ya que se los cortes requieren poco tiempo sobre la parrilla. 

Para lograr una cocción directa en una parrilla de carbón deberás colocar las briquetas de manera uniforme.  En el caso de la cocción indirecta deberás distribuir las briquetas en los extremos para que el corte se cocine en el centro. 

Si tienes una parrilla de gas puedes dejar un quemador alto y otro en medio para poner en práctica este método. 

Si tienes dudas de cuáles cortes deberás seguir con cada método, básate en la siguiente guía para cocinar con fuego directo o indirecto: 

*Para cortes que requieren más de 20 minutos de cocción usa fuego indirecto. 

*Para cortes que requieren menos de 20 minutos de cocción usa fuego directo.

No pinches ni voltees constantemente los cortes de carne

Deja que los cortes generen una costra antes de moverlos o voltearlos. Si los intentas mover antes de esto solo lograrás que la carne se pegue a las rejillas del asador. 

Para verificar que tu corte esté cocido evita pincharlo o perforar la carne. Esto solo causará que los jugos se escapen del corte y harás que quede menos jugoso y suave. Te recomendamos utilizar una espátula o tenazas para voltear la carne y mover tu comida.

Toma en cuenta el tiempo de cada corte 

¿Quieres lograr el término perfecto? El tiempo es crucial. Recuerda que cuando los cortes salen de la parrilla se siguen cocinando, por lo que es importante retirarlos antes para que no queden secos. 

Para saber el momento exacto en el que tu corte estará listo lo más recomendable y exacto es utilizar un termómetro de carnes y revisar la temperatura interna: 

Término medio: 60º C a 65º C 

Término tres cuartos: 65º C a 68º C 

Término bien cocido 70º C a 73º C

Si no tienes un termómetro de carnes puedes revisarlo con la palma de tu mano. Sigue la siguiente guía:

*Si la carne se siente como la parte donde se encuentra tu pulgar con el resto de la mano, el término es medio. 

*Si la carne se siente como el área que está entre el pulgar y tu palma, el término es tres cuartos. 

* Si la carne se siente como la mitad de la palma de tu mano, el término es bien cocido. 

Sin embargo, este método puede tener resultados inconsistentes, por lo que te recomendamos utilizar siempre un termómetro para asegurarte que tus cortes alcanzaron la temperatura adecuada.

Cocina cortes grandes, en lugar de filetes individuales 

Si harás una carne asada para un grupo grande de personas, no tengas miedo de cocinar un corte grande en lugar de filetes individuales. Te recomendamos cortes grandes y con hueso como Tomahawk, Cowboy  o T-Bone.  

Un bistec más grande siempre es más fácil de manejar y monitorear en la parrilla, a diferencia de varios bistecs pequeños. 

Deja reposar tus cortes de carne 

Una vez que el corte esté afuera de la parrilla déjalo reposar al menos 10 minutos antes de cortarlo. De esta forma los jugos se podrán asentar en la carne y quedará más suave.  

Para dejarlo reposar no es necesario envolverlo en aluminio, solo guárdalo en un lugar caliente con poco aire antes de partirlo. Si prefieres comer tus cortes muy calientes, puedes devolverlo a la parrilla unos minutos después de que haya reposado. 

¿Qué te parecieron estas recomendaciones? Esperamos que te sean útiles en tu próxima parrillada y ases cortes a la perfección. No olvides compartirnos tus deliciosos resultados en nuestras redes sociales. Encuentra más recomendaciones gastronómicas y recetas en nuestro blog meatme®.