¿Cómo preparar un corte T-Bone?

¿Cómo preparar un corte T-Bone?

El T-Bone es uno de los cortes de carne más populares y deliciosos que existen, ya que tiene la particularidad de ser tener un hueso en forma de “T”, del que puedes obtener dos piezas de carne distintas, el New York y el filete

Este corte es perfecto para hacerse a la parrilla, ya que la grasa intramuscular que contiene le brinda un sabor delicioso a la carne cuando se asa a las brasas. Si quieres preparar este corte en tu próximo asado, a continuación te compartimos una lista de recomendaciones que te ayudarán a obtener un resultado delicioso. 

Cómo preparar un T-bone

Paso 1: elige un corte de gran calidad

Antes que nada deberás seleccionar el corte que vas a cocinar. Recuerda que lo que determinará la cantidad de marmoleo o grasa intramuscular que tenga el corte es el grado de calidad con el que fue clasificado. Esta clasificación la otorga el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, (USDA) y se pueden obtener los siguientes grados de calidad: 

Prime: Es la mejor clasificación otorgada por la USDA y representa el grado más alto de marmoleado. Lo que garantiza un corte de excelente calidad, sabor y textura suave. 

Choice: A diferencia con los cortes Prime, tiene variaciones en la cantidad de grasa intramuscular. Es un corte más común y lo puedes encontrar fácilmente. Para asegurarte de que el corte es de gran calidad, revisa las vetas blancas en el corte para elegir una carne jugosa. 

Inspected: Se le da este sello a los cortes de carne que fueron inspeccionados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Es una carne más magra y menos cantidad de marmoleo.  Es una carne perfecta para aquellos que cuidan su alimentación y consumen una dieta baja en grasas.  

Sonora: Esta categoría no forma parte de las clasificaciones que brinda la USDA, sin embargo también la podrás encontrar en nuestros cortes. Como su nombre lo dice, proviene del estado de Sonora, el cual es conocido por tener la mejor carne de todo el país, ya que se tienen estrictos cuidados durante la crianza de las reses, los cuales garantizan una gran jugosidad y sabor. Para que te des una idea, su calidad está al nivel de la categoría Choice.

En meatme® podrás encontrar una gran variedad de productos de res Choice, Inspected y Sonora. Para identificarlos deberás revisar el tipo clasificación que está afuera del empaque del corte.

Paso 2: descongela el T-Bone 

Para evitar que se desarrollen bacterias al descongelar carne es importante que comiences a descongelar alrededor de 6 a 24 horas antes de cocinarlo. Para hacerlo, coloca el empaque de la carne sobre la repisa inferior de tu refrigerador 

¿Lo necesitas para hoy? Solo pon el empaque cerrado en la tarja de la cocina y deja descongelar por unos minutos a chorro de agua fría.

Paso 3: sazonar el T-Bone 

Una vez que hayas seleccionado el T-Bone perfecto para ti es momento de comenzar a preparar el corte para colocarlo en la parrilla. Para sazonarlo te recomendamos solo utilizar sal de grano y un poco de pimienta para no opacar los sabores del corte. 

Nuestra recomendación es que sazones alrededor de 30 a 40 minutos antes de asarlo a la parrilla con una capa de sal gruesa. Esto le dará tiempo al corte para extraer la humedad del corte y después descomponer las fibras musculares. De esta forma el líquido concentrado le dará aún más sabor a la carne. 

Posteriormente, justo antes de que el corte esté listo para colocarse en la parrilla, puedes añadir un poco de pimienta molida al gusto. 

Paso 4: logra el término ideal al cocinar a la parrilla  

Existen varios métodos para cocinar el T-Bone, pero aquí te compartimos la mejor para lograr un resultado uniforme. Primero coloca el carbón en un solo lado del asador y, una vez que esté caliente la parrilla, coloca el corte del lado contrario del carbón para que se comience a cocinar de forma indirecta. Coloca el corte de New York del lado paralelo al fuego y el filete viendo hacia el lado contrario. Es importante realizar este proceso para que el filete no se cocine demasiado, ya que este tiene menos grasa intramuscular, que el New York. 

Posteriormente, deja cocinar hasta que el New York alcance los 46º C y el filete los 43º C, de esta forma tendrás un término medio. Si lo prefieres, puedes dejar la carne un par de minutos más para obtener un resultado de tres cuartos. Después retira del fuego y deja reposar unos minutos. 

Paso 5: el toque final al preparar un T-Bone

Al haber sazonado antes los cortes no es necesario que añadas más sal o pimienta, sin embargo puedes añadir un poco de mantequilla derretida con ajo, tomillo y un poco de limón. 

Prepara la mezcla y vierte sobre los cortes mientras reposan. Esto ayudará a que se enaltezcan los sabores de la carne y tengan un resultado excepcional. 

Esperamos que estas recomendaciones te sirvan al preparar este delicioso corte. No olvides compartirnos tus resultados en nuestras redes sociales. Encuentra otros tips de cocina y recetas en nuestro blog.