¿Cuáles son los mejores cortes de carne al horno?

¿Cuáles son los mejores cortes de carne al horno?

¿Alguna vez te has preguntado cuáles cortes de carne quedan mejor si los preparas al horno? Hoy te resolvemos tus dudas y te ayudamos a lograr una cocción perfecta al cocinarlos. Sigue leyendo para saber más.  

Ventajas de cocinar carne en el horno 

Uno de los principales beneficios de cocinar cortes de res o cerdo al horno es que este tipo de cocción ayuda a reducir la cantidad de grasa de los alimentos, al mismo tiempo que conserva los nutrientes de los productos. 

Por otro lado, con este método de cocción puedes cocinar cortes con poca grasa intramuscular o marmoleo y darles aún más jugosidad. Para lograrlo solo deberás preparar un marinado o salsa y esto los mantendrá humectados mientras están en el horno. 

¿Cuáles cortes son mejores para cocinar al horno?  

Estos son algunos de los cortes meatme® que te recomendamos cocinar en el horno: 

Lomo de cerdo:

Perfecto para cocinar en un evento especial. Este corte tiene poca grasa por lo que es importante mechar la carne para que no quede seco. Es un clásico en la temporada decembrina, aunque también lo puedes preparar en cualquier día del año. Intenta prepararlo relleno de frutas secas, en adobo o en salsa de mostaza y miel. 

Filete de res:

Este corte se extrae de la parte trasera del lomo de la res. Es una carne con poca grasa, pero firme y suave. Para darle mayor sabor y jugosidad puedes prepararlo al horno con tocino o marinado con alguna salsa especial para darle aún más sabor. Prueba preparando una salsa con vino tinto, vino blanco o especias. 

Chamorro de cerdo con hueso:

Este corte proviene de la unión entre el brazo y las patas del cerdo. Es una parte mayormente magra, a comparación con otras partes del cerdo. A pesar de ello es un corte jugoso que puede ir bien en adobos, achiote, salsa de chile morita o a la naranja. 

Pulpa de cerdo:

Este corte proviene de la parte superior de la pierna trasera del cerdo. Es alto en grasas, por lo que es un corte muy suave, por lo que durante la cocción se mantendrá bien humectado. Al ser un corte con un sabor intenso te recomendamos combinarlo con vinagre, aceite, jugo de limón, salsa agridulce o algún adobo.

Existen otros cortes con mucho marmoleo que son deliciosos tanto a la parrilla como en el horno, algunos de estos son el Ribeye, picaña, asado de tira o el T-Bone. Estos cortes no necesitarán muchos condimentos, ya que ya están llenos de sabor y jugosidad. Te recomendamos únicamente sazonarlos y añadir un poco de mantequilla. 

¿Cómo lograr cortes tiernos al cocinarlos en el horno? 

Una vez que ya seleccionaste el corte perfecto para preparar al horno es tiempo de poner manos a la obra y prepararlo: 

  1. Antes de comenzar recuerda descongelar tu carne. Si tienes tiempo coloca la carne en el refrigerador y deja descongelando toda la noche. De no ser así, descongela a chorro de agua fría corriente. 
  2. Elige un marinado o salsa especial para cocinar la carne. Aquí podrás encontrar algunas ideas.  
  3. Antes de colocar la carne dentro del horno asegúrate de precalentar el horno.
  4. Si cocinas una carne con hueso cocina con el hueso hacia abajo.  Si el corte que elegiste tiene grasa coloca la grasa hacia arriba. 
  5. Si quieres sellar la carne debes hacerlo durante los primeros 5 a 10 minutos, dependiendo del corte. De esta forma conservarás los jugos y lograrás un resultado crujiente por fuera y suave por dentro. 
  6. Durante los últimos minutos baja la intensidad de calor del horno. Recuerda que cada tiempo de cocción dependerá del grosor de la carne que vayas a cocinar.
  7. Si quieres que la carne quede aún más jugosa, abre el horno y vuelve a humectarla con sus propios jugos. 
  8. Evita pinchar o cortar la carne durante el proceso de cocción, esto causará que se salgan los jugos y quede seca.  
  9. Antes de retirar la carne del horno asegúrate de que alcanzó la cocción adecuada. Hazlo con un termómetro para carnes o revisa los jugos de la carne. Si siguen rojos necesita más tiempo de cocción, solo evita que quede muy seca. 
  10. Una vez que alcance el término ideal para ti, deja reposar la carne alrededor de 10 a 15 minutos para que los jugos se distribuyan y evita cortarla inmediatamente después de que sale del horno. 
¿Qué te parecieron estas recomendaciones?, ¿Cuál corte elegirías tú para cocinar al horno? Recuerda que puedes encontrar más tips y recetas en nuestro blog. ¡No olvides compartir tus resultados en nuestras redes sociales!