Diferentes métodos de cocción a fuego directo e indirecto

Diferentes métodos de cocción a fuego directo e indirecto

¿Has escuchado alguna vez hablar de los métodos de cocción directos e indirectos? Esto puede hacer una gran diferencia en los resultados de tu comida. Si quieres saber en qué consisten estas técnicas, aquí te lo aclaramos. 

Métodos de cocción 

¿Cómo cocinar con fuego directo?  

El calor directo se refiere a cocinar los alimentos directamente sobre la fuente de calor, ya sea en tu asador de carbón, gas o leña, si es el caso. En algunos casos se utiliza este método combinado con una cocción indirecta para dorarlo por fuera y dar una mayor cocción por dentro.

La cocción con calor directo puede ser ideal para alimentos que son de cocción rápida como cortes delgados, salchichas, hamburguesas, verduras o la mayoría de mariscos, principalmente los camarones. También se puede utilizar para dorar la carne y obtener un resultado crujiente. En general todo lo que no tarde más de 25 minutos en cocinarse podrá hacerse con este método. 

Calor directo con asador con carbón 

Para lograr una cocción directa con tu asador lo recomendable es repartir las briquetas por toda la parrilla de manera uniforme. De esta forma se preservará el calor en toda la parrilla. 

Calor directo con asador eléctrico o de gas 

Con este tipo de asador es más sencillo, ya que solo deberás regular la temperatura correctamente y dejar que se cocine en el tiempo estimado. Ten cuidado de no cocinarlos demasiado para que la carne no se queme o se seque por dentro. 

¿Cómo cocinar con fuego indirecto?   

La cocción con calor indirecto se obtiene al colocar la carne en una zona paralela a la fuente de calor. De esta forma los alimentos se cocinan en una área calentada por la llama, pero no de forma directa. También sucede lo mismo cuando envolvemos papas en aluminio y se colocan junto al fuego. Esto hace que se cocinen de manera indirecta y sin exponerlos directamente a la fuente de calor.  

Por lo general se utiliza para preparaciones más laboriosas y que requieran mayor tiempo de cocción, de tal forma que no se quemen los alimentos por fuera y queden bien cocidos por dentro. Por ejemplo pollo, costillas de cerdo, pescados, o pavo

Calor indirecto con asador con carbón 

Una técnica para lograr este método es colocar el carbón solo en un lado del asador. Bastará con colocar la rejilla del asador para que se caliente. Deberás controlar los sistemas de ventilación para que entre por el lado opuesto y tapar el asador. Recuerda tener paciencia para lograr resultados deliciosos. 

Calor indirecto con asador de gas o eléctrico 

El primer paso es colocar los alimentos en el centro y encender los quemadores posteriores y delanteros. Deberás poner la temperatura al mínimo y esperar a que se cocine. Disfruta de tus botanas y entradas antes y espera a la cocción adecuada de tu carne.  

Cómo combinar una cocción directa e indirecta   

Lo más común es que encuentres este tipo de cocción en diferentes recetas. Normalmente se realiza con trozos de carne grandes en los que se busca sellar a fuego directo y después cocinar lentamente a fuego indirecto para terminarlos de cocinar.  

Otra alternativa es hacerlo con el pavo o el pollo para un resultado más crujiente en el asador. Solo deberás dejarlo unos minutos para que se dore y caramelice la piel ligeramente a fuego directo y luego lo llevas al horno o lo cocinas a fuego indirecto en la parrilla para que se termine de cocinar. Recuerda colocar la tapa del asador para que se cocine a la perfección. La temperatura recomendada por la SSA, contenida en la NOM, para aves es de 74º C por 15 segundos. Utiliza un termómetro de carnes para revisar que alcance la cocción deseada o revisa si la carne está rosa por dentro.  

No olvides que después de que termines de cocinar tus cortes de carne deberás dejarlos reposar unos minutos para que los jugos se adhieran y obtengas un resultado suave, jugoso y delicioso. 

¿Qué te parecieron estas técnicas de cocción? ¿Ya las conocías? Encuentra más tips y recetas de cocina en nuestro blog