Cómo limpiar tu parrilla en 6 pasos

Cómo limpiar tu parrilla en 6 pasos

Todo buen parrillero sabe que un proceso esencial al hacer parrilladas en su hogar es la limpieza. Así sea la cocina, la parrilla o los utensilios que utilizarás, todos deben estar impecables y desinfectados, ya que ahí se manipularán todos los alimentos que se comerán después. 

Antes de comenzar con el proceso de limpieza revisa las instrucciones de tu asador, ya que podrás dañar las piezas o partes importantes.

Pasos para limpiar tu parrilla fácilmente

1. El primer paso es verificar que cuentas con todo lo que necesitas para limpiar de forma correcta. A continuación te compartimos una lista para que te asegures de contar con lo necesario: 

-Un cepillo de acero o de cerda

– Agua tibia 

-Jabón 

-2 tazas de vinagre, 1 cebolla o limón 

-Esponja o microfibra

-Papel de cocina o un trapo limpio

Recuerda que debes lavarla tanto antes de usarla, como después. La forma ideal es lavarla cuando aún está tibia para que sea mucho más fácil remover los restos de comida y las cenizas del carbón. 

1. Ya que tienes listos los elementos coloca las 2 tazas de vinagre, el jugo de limón o la cebolla sobre el agua tibia y remoja el cepillo dentro del agua. El ácido ayudará a quitar los restos de grasa con mayor facilidad.

2. Una vez que el cepillo esté remojado comienza a remover todo rastro de carne, comida, óxido y cualquier suciedad entre las rejillas. Asegúrate que no quede ningún rastro. 

3. Una vez que el asador se haya enfriado retira los restos de carbón y lava con agua, jabón y una esponja. Para asadores de acero inoxidable utiliza una microfibra para no dañarlo.

4. Ya que hayas terminado de lavar enjuaga con un poco de agua y retira los restos de comida con papel de cocina y seca muy bien.  

5. ¡Listo!, ahora estará lista para que prepares tus alimentos. Si piensas dejarla en el exterior cúbrela bien con una protección especial, ya que al estar en el exterior se podrá deteriorar, oxidar o llenar de bacterias y será más difícil limpiarla la próxima vez. 

Pasos para limpiar tu parrilla a profundidad 

Si necesitas una limpieza más intensa para tu asador sigue los siguientes pasos para dejarla reluciente. Si es posible desmonta la parrilla del asador para no dañarlo. 

1. Revisa que cuentes con los siguientes elementos antes de comenzar con la limpieza: 

-Bicarbonato de sodio

-Vinagre blanco

-Agua tibia

-Jabón 

-Piedra pómez

-Cepillo de cerdas o trapo  

1. Ya que tengas todos los elementos listos coloca en un recipiente una taza de vinagre y media cucharada de bicarbonato de sodio, mezcla todo muy bien. 

2. Posteriormente remoja tu cepillo de cerdas o el trapo limpio en la mezcla y comienza a tallar la rejilla. 3. Asegúrate de que no siga muy caliente para evitar accidentes. 

4. Una alternativa al paso anterior es desmontar la parrilla y dejarla remojando con agua caliente y jabón para que la grasa se desprenda. Después pasa el cepillo y los restos de comida saldrán fácilmente. 

5. En caso de que tu parrilla lo permita, y una vez que hayas retirado los restos de ceniza y carbón,  talla la rejilla con piedra pómez. Hazlo con cuidado para no dañarla y vuelve a enjuagar. 

6. Listo, ahora protégelo y evita dejarlo en el exterior en lugares húmedos como cerca de albercas ya que acelera su proceso de oxidación. Recuerda siempre revisar los productos de limpieza que uses, ya que los químicos del habón podrán dañar los materiales de tu parrilla. 

Esperamos que estos tips rápidos te funcionen a la hora de limpiar tu asador y lo logres mantener como nuevo por mayor tiempo para tus futuros asados y parrilladas.