Tips para encender el carbón

Las mejores técnicas para encender carbón

El verano es la temporada ideal para sacar el asador y practicar tus mejores técnicas de parrillero frente a tus familiares y amigos. Uno de los procedimientos más importantes al asar a la parrilla es el encendido de carbón, ya que de este dependerá la cocción correcta de tus cortes y el tiempo que durarán encendidas las brasas.

En meatme® queremos que tu experiencia al cocinar sea placentera y fácil, por eso te compartimos las mejores técnicas para prender carbón y lograr resultados exquisitos en cualquier platillo.

Recomendaciones antes de prender carbón

1. Limpia tu parrilla: El primer paso antes de encender el fuego es limpiar muy bien tu parrilla. Una parrilla limpia evitará que cualquier sabor u olor se impregne en tus preparaciones, además de que la grasa del asado anterior podría darle un sabor amargo a tus cortes.

Si aún tiene restos del asado anterior comienza por remover los pedazos viejos de carbón y ceniza con un paño. Después puedes utilizar un cepillo para quitar todos los restos de comida o grasa. Al final enjuaga con agua y jabón la superficie. Lo recomendable es repetir estos pasos al finalizar cada parrillada para que el asador se mantenga en perfecto estado.

2. Elige el carbón adecuado: Este paso es básico cuando cocinamos a la parrilla, ya que la cocción de tu asado dependerá de la calidad del carbón que elijas. Nuestro consejo es que siempre utilices uno nuevo y de la mejor calidad para evitar que no se cocine de manera uniforme.

En meatme® te recomendamos utilizar carbón de origen vegetal y sin aditivos para evitar daños en tu salud. En nuestras tiendas podrás encontrar dos excelentes opciones naturales: Briquetas de carbón vegetal y Briquetas de mezquite. Ambas son perfectas para asar a la parrilla, ya que a diferencia del carbón tradicional, las briquetas permiten que las brasas sean más prolongadas y producen menos ceniza en el proceso.

Pasos para encender carbón en tu parrilla 

Una vez que tengas la carne lista es hora de comenzar el asado. Sigue estos sencillos pasos para prender carbón en unos cuantos minutos:

1. Antes de encender tu parrilla comienza formando un volcán con el carbón o las briquetas. La cantidad dependerá del tamaño del asado.

2. Al armar el montículo con el carbón recuerda dejar un hoyo en el centro para colocar la mecha. Te recomendamos dejar pequeñas entradas de aire entre las piezas de carbón para que el aire pueda fluir y la llama se extienda rápidamente.

3. El siguiente paso dependerá del producto que quieras utilizar para comenzar a generar fuego. Si prefieres utilizar un líquido encendedor con aceite vegetal, deberás aplicar el líquido sobre el carbón y esperar a que se impregne en todas las piezas. Para que encienda rápidamente puedes bañar un pedazo de papel o periódico con líquido encendedor y colocarlo dentro del volcán. Si prefieres utilizar ocote coloca varios pedazos en el centro del montículo, entre las briquetas de carbón.

4. Una vez que hayas agregado el producto de tu preferencia puedes comenzar a prender el carbón o el ocote, dependiendo el caso. Para encenderlo utiliza un cerillo o papel de periódico.

5. Cuando el fuego esté encendido deja que la flama se apague y que el carbón se torne de un color rojo intenso. Para que el fuego se expanda puedes soplar aire ligeramente, con ayuda de un abanico en los costados de la pila de carbón.

6. Si crees que es necesario puedes añadir más ocote sobre el carbón o agregar un poco de aceite vegetal sobre las briquetas apagadas. Recuerda que nunca debes añadir el líquido sobre las piezas de carbón que ya están encendidas.

7. Después comienza a distribuir el carbón en toda la parrilla. Sigue soplando hasta que todo el carbón quede completamente encendido.

8. Este proceso te puede tomar hasta 30 minutos, pero te garantizará una brasa duradera, así que es ideal para cortes que requieren mucho más tiempo de cocción.

Tips para asar carne en la parrilla como experto

Una vez que el carbón está listo puedes comenzar a cocinar tus alimentos. Para que consigas un parrillado perfecto sigue las recomendaciones de los expertos:  

1. Espera el momento ideal: Cocina tus cortes con las brasas, no con el fuego directo para evitar que el corte se cosa por fuera y quede crudo por dentro. Para tener la certeza de que tu carbón está listo te darás cuenta que se verán blancas por arriba y rojas por debajo.  De igual forma, si la colocas antes de que el carbón esté listo se pegará y el sellado será muy ligero.

2. Distancia adecuada: Coloca la parrilla a la distancia correcta. Ni muy cerca de las brasas ni muy lejos. A veces unos cortes toman más tiempo, pero si los acercas a las brasas puedes hacer que se quemen o se sequen.

3. Prepara tu carne antes: Para que el sabor de la carne se aproveche evita cocinarla directamente del refrigerador. Lo recomendable es que se saque antes y se deje fuera un par de minutos. Una vez que esté a temperatura ambiente la puedes colocar sobre la parrilla.

4. Aprovecha la grasa: Evita quitarle la grasa a la carne antes de su cocción. La grasa intramuscular es la que le dará el mejor sabor a tus cortes al derretirse durante el asado.

5. Usa herramientas adecuadas: Al estar asando la carne evita utilizar tenedores o cuchillos para voltearla. Esto puede hacer que se salgan los jugos de su interior, y por ende se pierda su sabor. Para verificar la temperatura del corte puedes usar un termómetro de carnes, esto te ayudará a saber el punto exacto al cual debes mantenerlas sobre la parrilla.

6. Déjala descansar: Un error muy común es que justo en el momento en el que saca de la parrilla se corte la carne inmediatamente. Sin embargo al hacer esto provocarás que la carne pierda al instante su jugosidad y quede seca. Lo que debes hacer es sacarla y dejarla reposar unos cinco minutos aproximadamente, para que por dentro se siga cociendo un poco más.

7. Revisa el tipo de corte: El tiempo y la distancia entre las brasas dependerá del corte de carne. Para asegurarte de que quedarán con la cocción adecuada te compartimos un tip: los steaks se cocinan a temperatura y tiempo rápido, los pedazos a temperatura y tiempo medio, con una distancia considerable de las brasas y las costillas a una temperatura baja y por tiempo prolongado.

8. Dale el toque final: Cuando tu carne esté lista recuerda agregarle un toque extra de sabor. Puede ser tu sazonador meatme favorito, un poco de mantequilla derretida o la puedes barnizar con un poco de aceite. Esto intensificará su sabor.

La carne se transforma con el calor adecuado, por lo que es muy importante que desde el inicio enciendas de forma correcta el carbón y coloques la parrilla a la distancia adecuada. De esto dependerá que los cortes conserven su textura, jugosidad y sabor. Ahora que conoces estos pasos fáciles, estás listo para practicar asando tus cortes favoritos en la parrilla. ¡A disfrutar!

1
Ordena Aquí
Powered by
marmoleo carne